DEPRESORES

Un depresor es una sustancia química que ralentiza la actividad del SNC. Los depresores son utilizados en medicina como ansiolíticos, sedantes o somníferos. También son utilizados con fines no terapéuticos como drogas lúcidas o de abuso.

Sus efectos inducen:

  • Sensación de calma y de bienestar lo que disminuye la ansiedad;
  • Somnolencia;
  • Euforia en pequeñas dosis;
  • Sensación de aturdimiento;
  • Relajación muscular;
  • Disminución de la velocidad de los movimientos y de los reflejos, incluso pérdida de la coordinación motriz;
  • A veces náuseas.

En caso de sobredosis, estas sustancias pueden provocar la muerte por depresión respiratoria.

Los depresores más comunes son el alcohol, los opioides (narcóticos), los barbitúricos y las benzodiazepinas.

ALCOHOL: El alcohol es una droga legal, siendo la más consumida  en el mundo y por menores de edad junto con el tabaco. Es un depresor del SNC.

 

                                     +INFO

OPIÁCEOS: Los opiáceos como el opio, la morfina, la heroína o la metadona es un grupo de depresores del SNC que se caracteriza por crear una fuerte dependencia.

 

                                    +INFO

BARBITÚRICOS: Los barbitúricos son drogas que actúan como sedantes del sistema nervioso central y, por virtud, producen un amplio esquema de efectos, desde sedación suave ...

 

+INFO

BENZODIAZEPINAS: Las benzodiazepinas (BZD) son medicamentos psicotrópicos que actúan sobre el SNC, con efectos sedantes e hipnóticos, ansiolíticos, anticonvulsivos, amnésicos ...

 

                                     +INFO

GHB: El GHB, Gammahidroxibutirato o éxtasis líquido (mal llamado así) es un potente depresor que suele utilizarse disuelto en agua. Conocido como "la droga de la violación".

 

+INFO